• Redacción Dinamik

Aprueba Congreso que Tlalnepantla desincorpore y enajene antiguo tiradero para pagar pasivos

Las comisiones legislativas de Patrimonio Estatal y Municipal autorizaron al ayuntamiento de Tlalnepantla desincorporar de su patrimonio y enajenar mediante subasta pública el predio conocido como "Antiguo Tiradero Municipal". Los recursos obtenidos serán destinados al pago de pasivos de un crédito contratado en administraciones anteriores con el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos, por un monto original de 460 millones de pesos.


El predio ubicado a la altura del kilómetro m 27 de la súper carretera México-Querétaro, en Barrientos, funcionó como relleno sanitario de 1980 a 1990.


El pasado 21 de julio, Dinamik informó que el Relleno Sanitario Municipal de Tlalnepantla recibió dictamen de cumplimiento como Sitio de Disposición Final de Residuos número 21005 DCNOM-083-SEMARNAT-20030003 otorgado el pasado 25 de mayo de 2021.


El dictamen como Sitio de Disposición Final de Residuos fue expedido por la unidad verificadora acreditada ante la Secretaría del Medio Ambiente del Gobierno del Estado de México, documento que se emitió conforme a los criterios de la NOM-083-SEMARNAT-2003 bit.ly/3znystv


Ayer en el Congreso del Estado de México, las Comisiones de Protección Ambiental y Cambio Climático y de Patrimonio Estatal y Municipal autorizaron que el ayuntamiento de Tlalnepantla concesione por 20 años el servicio público municipal de tratamiento y disposición final de residuos sólidos urbanos, en el establecimiento que actualmente opera como relleno sanitario en San Pedro Barrientos.


De acuerdo con el dictamen, aprobado por unanimidad, el cabildo de Tlalnepantla acordó en diciembre de 2019 que el concesionario se encargue de la rehabilitación, saneamiento y clausura del establecimiento que opera como relleno sanitario y de su conversión a Centro Integral de Residuos, para lo cual deberá prever el uso de tecnologías en

materia ambiental, así como las medidas necesarias para evitar daños al medio ambiente a la vida y salud de las personas.


La concesión se justifica en el hecho de que el actual relleno sanitario, que cada día recibe alrededor de 700 toneladas de basura, ha cumplido con su vida útil y ya no cumple con los estándares para el tratamiento y reciclaje de residuos.