top of page
  • Foto del escritorRedacción Dinamik

Por pandemia crecen ciberdelitos provocando daños financieros a empresas, instituciones y ciudadanos

La ciberdelincuencia ha utilizado de señuelo la pandemia por Covid-19, mediante la creación de sitios web y correos electrónicos falsos y el diseño de programas informáticos malignos (malware), para atacar a instituciones, empresas y ciudadanos provocando daños millonarios. La Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) detectó incremento de dominios en el ciberespacio a nivel mundial registrados con la palabra clave “COVID” y en los cuales se delinque al buscar obtener un beneficio financiero.

Las palabras más utilizadas por la delincuencia son Covid, salud, síntomas, vacunas y medicamentos, para aprovecharse de un número creciente de personas que buscan información sobre la pandemia. “En la actualidad la mayoría de las personas están atentas a temas de salud y la delincuencia también elabora estrategias para atraer su atención e implementar acciones de ataque" desde el área financiera.


El Jefe del Laboratorio en Ciberseguridad del Centro de Investigación en Computación (CIC) del IPN, Eleazar Aguirre Anaya, dijo que ante esa situación es necesario priorizar el tema de la ciberseguridad para evitar la consumación de delitos que ocasionan pérdidas millonarias.


La delincuencia organizada en los diferentes países o regiones del mundo se ha aprovechado del contexto internacional marcado por la pandemia. “Por ello a los gobiernos les urge realizar recomendaciones dirigidas a sus poblaciones, para combatir otra pandemia que surgió, pero en el campo digital por los ciberdelitos”.


El principal problema de la ciberseguridad es que la mayor parte de las personas no están conscientes de que es necesaria una educación digital. “Muchos padres facilitan a sus hijos tecnología como teléfonos celulares o tabletas y ellos no cuentan con el criterio o conocimientos para identificar sitios de internet y correos electrónicos falsos o aplicaciones dedicadas a espiar. Esto se puede concebir como una utilización irresponsable de la tecnología”, consideró el especialista.


Los virus biológicos que encontramos en el medio ambiente, indicó, se equiparan a los virus o malware que se propagan por el ciberespacio. “Hay muchas organizaciones que se dedican a identificar estos virus y malware para contrarrestarlos, mitigarlos y ofrecer soluciones. Así como se transmite el virus de SARS-CoV-2 en el campo biológico, los virus o el malware que se encuentran en dispositivos digitales, también tienen la capacidad de replicarse e infectar a otros dispositivos”.


Finalmente, Aguirre Anaya señaló que al igual que en la pandemia por COVID-19 se exhorta a la población a tomar medidas preventivas para cuidar su salud, en el caso de la pandemia digital por ciberdelitos también es vital que las instituciones, organismos y ciudadanos se preparen para tener mayor capacidad de resiliencia y afrontar a la ciberdelincuencia. “Se requiere de una gran cantidad de especialistas en ciberseguridad que cuiden los activos que dan valor a las empresas y organizaciones.


Comments


bottom of page