top of page
  • Foto del escritorRedacción Dinamik

Piden bloquear 17 descargas de aguas negras que salen de fraccionamientos hacia Presa Madín

Actualizado: 16 may 2020

*Después de casi 6 meses, se ha podido retirar 95% del lirio de la Presa Madín

Vecinos del Estado de México pidieron a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y al gobierno del Estado de México detener las descargas directas de aguas negras hacia Presa Madín, embalse que se ubica entre los municipios de Atizapán de Zaragoza y Naucalpan.


Solicitaron que las autoridades estatales y federales habiliten colectores de agua y exijan a desarrolladores habitacionales la instalación de plantas tratadoras de agua.


El planteamiento ciudadano surge luego de que desde noviembre pasado iniciaron labores de limpieza para retirar alrededor de 95% del lirio acuático que cubría la presa de donde se abastece de agua a cerca de 155 mil habitantes de los municipios de Atizapán, Naucalpan y Tlalnepantla.


Actualmente existen 17 descargas directas de aguas negras provenientes, principalmente de fraccionamientos desarrollados en la parte alta del municipio de Atizapán, en la denominada Zona Esmeralda, además de los desechos que corren por el río Tlalnepantla que baja desde la localidad de Jilotzingo y las descargas domésticas de los pueblos viejo y nuevo Madín.


"Ayudemos, es como tomar agua del escusado, hay estudios del IPN que demuestran que además de materia fecal tiene DDT, sangre, metales y medicamentos y muchas personas reciben agua de ella", señaló Ivanna Ortega Serret, quien inició la petición ciudadana a través de la plataforma Change.org y la cual en menos de 24 horas lleva más de 2 mil 800 firmas que serán presentadas a autoridades federales y estatales.


"Necesitamos que las autoridades nos hagan caso y que pongan colectores y plantas de tratamiento para que las aguas negras no caigan directamente a la Presa Madín.


"Además de la fauna que depende de ella, aves como el águila pescadora, las garzas, pelícanos, patos y demás aves migratorias y peces como las carpas, están siendo también afectadas".


Ortega Serret indicó en la plataforma que el lirio que cubrió casi por completo la presa, surgió como consecuencia de las aguas negras, pues éste se alimenta de los desechos. "Gracias a su cooperación y firmas, logramos tener la atención de las autoridades para quitar el lirio y lo hemos quitado en un 95%, pero va a regresar si no se atienden las descargas, por lo que necesitamos su ayuda para terminar de limpiar la presa de la contaminación que no se ve!!".

Desde noviembre de 2019, vecinos , organizaciones civiles como Nacel Arcoiris y Conagua se han coordinado para retirar el lirio acuático que cubría a la Presa Madín. Se ha avanzado 95%, informó el maestro Eduardo Espinoza Medel, quien indicó que falta de retirar algo de la cortina, "y el que se quedó en las islas de los ríos San Juan y Tlanepantla".


La Presa Madín fue inaugurada en 1980 y tiene una capacidad límite de 25,000,000 m3 , aunque solo almacena 13,000,000 m3 , previendo caudales mayores. Una parte mínima de dicho volumen, aproximadamente de 540 a 600 L/s se bombea a la planta potabilizadora para ser tratada y distribuida a la red municipal. Esta planta emplea sulfato de aluminio durante el proceso de floculación de materia orgánica.


La degradación de la presa es evidente. De acuerdo a estudios relativos a la identificación de contaminantes en el sitio realizados por la doctora Marcela Galar Martínez del Laboratorio de Toxicología Acuática del Instituto Politécnico Nacional (IPN), tanto el agua como los sedimentos de este embalse cuentan con una carga considerable de metales pesados, entre los que podemos destacar al aluminio, cuyos valores rebasan los límites permisibles para la protección de vida acuática.







Comments


bottom of page