top of page
  • Foto del escritorRedacción Dinamik

Llegan al palacio de Naucalpan las primeras firmas de oposición al Plan de Desarrollo Urbano

La oposición a modificar el Plan de Desarrollo Urbano de Naucalpan para establecer uso de suelo mixto al interior de fraccionamientos ha generado en la localidad un frente ciudadano a través del cual colonos organizados convocaron a habitantes de la localidad para firmar cartas que manifiesten al gobierno local su rechazo.


Hoy por la mañana Karina Arvizu y Adriana Cervantes del Consejo de Participación Ciudadana (Copaci) y Delegada en Hacienda de Echegaray, respectivamente, entregaron a Oficialía de Partes las firmas de alrededor de 500 vecinos que acreditan su negativa a la propuesta de la administración municipal.


Vecinos que han analizado el plan alertan que el nuevo plan pretende crear un reglamento que permita que aquellos predios propiedad privada con uso de suelo que estén sin ocuparse o "subutilizados" los pueda usar el municipio como un castigo al "desperdicio urbano" y en beneficio del "interés público".

El documento también propone que para el mejoramiento de las colonias, los costos económicos de mano de obra y materiales deban ser pagados entre el gobierno y los particulares por partes iguales.


En Ciudad Satélite, a través del Consejo de Participación Ciudadana (Copaci) y de la Asociación de Colonos de ese fraccionamiento, encabezadas por Jazmín Pliego y Beatriz Gómez, respectivamente, continúan captando firmas que acompañan la carta que emite la negativa de los vecinos ante el nuevo PDU.



Además, colonos de Naucalpan se sumaron a la petición "Detengamos el nuevo Plan de Desarrollo Urbano de Naucalpan" expuesta en la plataforma Change.org en la cual en aproximadamente 24 horas suma más de 3 mil firmas.


En todas las cartas vecinales se coincide en solicitar la suspensión de la consulta ciudadana para modificar el Plan de Desarrollo Urbano dadas las condiciones de restricción de movilidad por la emergencia sanitaria derivada del Covid-19.


Indican que el incremento de la densidad poblacional impactará negativamente en la disposición final de desechos sólidos, actualmente en crisis por saturación de tiraderos, se sobrecargará drenajes, se agravará el inconsistente abastecimiento de agua en Satélite, por ejemplo y habrá deficiencias en otros servicios públicos municipales, además de sobresaturación de infraestructura vial.


Otros documentos advierten que el proyecto pretende crear un reglamento que permita que aquellos predios propiedad privada con uso de suelo que estén sin ocuparse o "subutilizados" los pueda usar el municipio como un castigo al "desperdicio urbano" y en beneficio del "interés público".


Las cartas coinciden en su oposición a la consulta ciudadana por estar mal convocada y por no estar de acuerdo con el plan propuesto.


Comentários


bottom of page