• Redacción Dinamik

Deuda de Naucalpan equivale a 70% del presupuesto; pasivo por servicios personales, 42% del débito

Más de 3 mil 174 millones de pesos es la deuda que dejó en Naucalpan la pasada administración municipal. De ese débito, 42.46% corresponde a pasivo por concepto de servicios personales y 32.49% a la deuda contraída con proveedores. La alcaldesa Angélica Moya informó que se investiga si el pasivo es consecuencia de actos de corrupción, y de ser así se presentarán las denuncias respectivas.


La alcaldesa Angélica Moya Marín apuntó que la suma corresponde a pasivos del ejercicio 2020-2021 por los conceptos de servicios personales no pagados, contratistas, proveedores y créditos financieros de corto y largo plazo, entre otros.


La presidenta municipal afirmó que su gobierno "cuenta con elementos necesarios que sustentan el mal manejo de los recursos" y que la deuda de más de 3 mil 174 millones de pesos equivale al 70% del presupuesto municipal del ejercicio fiscal 2022.


Detalló que en el apartado “Servicios personales no pagados”, el pasivo corresponde a más de mil 348 millones de pesos que comprenden a los siguientes rubros:


Nómina, 109 millones 827 mil 875 pesos; aguinaldo, 259 millones 739 mil 250; obligaciones no enteradas (ISR, ISSEMYM, 3%), 793 millones 607 mil 255; otras obligaciones no pagadas (prima vacacional, pensiones alimenticias, etc.), 54 millones 834 mil 10; retenciones, 130 millones 68 mil 966 pesos.


En el apartado “Pasivo a proveedores”, agregó, la deuda es por más de mil 31 millones de pesos que se desglosan de la siguiente manera: proveedores (refacciones, mantenimiento, gasolina, pintura para vialidades), 378 millones 811 mil 495 pesos; arrendamientos (oficinas del ayuntamiento), 7 millones 288 mil 689; subsidios (DIF, IMCUFIDEN), 65 millones 948 mil 339; servicios (luz, teléfono, prensa, otros) 140 millones 163 mil 693, y servicios varios por 439 millones 317 mil 698 pesos.


Angélica Moya apuntó que se tiene un pasivo por casi 200 millones de pesos a contratistas, 73 millones de pesos por el crédito de corto plazo contratado con Santander, 461.5 millones de pesos por un crédito de largo plazo con Banobras, así como 60.5 millones de pesos por una demanda de un proveedor que exige el pago.