• Redacción Dinamik

Crean banco de cerebros en FES Cuautitlán

Para estudiar las enfermedades neurodegenerativas asociadas al envejecimiento con frecuencia, la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán (FESC) de la UNAM creó el Biobanco Nacional de Demencias (BND), primero en su tipo en México. Esta clase de padecimientos con origen desconocido al momento y su fehaciente determinación sólo puede realizarse post mortem. A diferencia de los bancos de cerebros, en este espacio universitario se albergarán encéfalos, fragmentos de órganos y fluidos.


En este espacio se realiza investigación para obtener métodos de diagnóstico certeros, no invasivos, que permitan indagar en vida tales enfermedades, además de diagnósticos histopatológicos confirmatorios de la enfermedad que padecía el donante, sin costo para sus familiares. El director del BND, José Luna Muñoz, informó que un diagnóstico preciso requiere de analizar áreas específicas del cerebro de quienes fallecieron con alguna de esas enfermedades neurodegenerativas.


Se analizarán los encéfalos y fragmentos de órganos de individuos que padecieron algún tipo de demencia, y de personas sin afecciones neurológicas para comparar el procesamiento molecular patológico de las proteínas involucradas en esos padecimientos y determinar factores de riesgo.


Aunque se estudiarán diferentes males neurodegenerativos, en el Biobanco se da especial énfasis a la enfermedad de Alzheimer debido a que es la de mayor prevalencia en adultos mayores. Se ha visto que en un cerebro que la presenta se modifica la proteína denominada tau. Sin embargo, “en el laboratorio hemos identificado esta misma proteína, fosforilada, en otros órganos que se encuentran en condiciones normales”, razón por la cual a los donantes también se les solicitan fragmentos de páncreas, intestino, piel, hígado o riñones, por ejemplo.


En el Biobanco también se estudia la encefalopatía espongiforme por priones conocida como enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, entre otras, donde el deterioro cognitivo y físico de la persona es súbito, de tres meses a un año, hasta su desenlace fatal.

Y agregó: “Nuestro laboratorio es el único en el país que hace la detección histopatológica de priones, y con el apoyo de las autoridades de la FESC se pretende contar con un centro de referencia a escala nacional sobre la presencia de esas proteínas en humanos y ganado de interés comercial”.


Los interesados en donar pueden consultar la página del Biobanco Nacional de Demencias en Facebook, a fin de solicitar información; enviar mensaje por WhatsApp al número: 55-39-54-54-97; o escribir al correo electrónico: jluna_tau67@comunidad.unam.mx


Hasta ahora, el BND cuenta con alrededor de 400 fragmentos donados por el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía y los primeros cinco cerebros proporcionados en los últimos meses. Con la ayuda del Hospital Universitario, en Monterrey, Nuevo León, y otros hospitales de Sonora, Durango, Aguascalientes, San Luis Potosí, Cuernavaca, Puebla, Guanajuato, Ciudad de México y Estado de México se obtendrán los cerebros de personas que fallecen por otras condiciones.


El BND forma parte de la Red Latinoamericana de Bancos de Cerebros (conformada por República Dominicana, Argentina, Colombia, Brasil y México) y cuenta con dos registros del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial que avalan su normatividad y funcionamiento.