• Redacción Dinamik

Celebran 41.8% de internautas nueva composición de Cámara de Diputados; 31.18% la rechaza

Aun cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador sigue contando con la simpatía del 46% de internautas en redes sociales, 41.8% celebran la nueva composición de la Cámara de Diputados como un signo de contrapeso hacia el Ejecutivo.


Pese a que 25.1% cuestionaron el aumento de la violencia en la comisión de delitos y 20.76% se refirieron al mal manejo de la pandemia, 23.6% de quienes interactuaron en redes socio-digitales reconocieron la lucha que el mandatario ha emprendido en contra de la corrupción; 15.17% vio con agrado el apoyo económico brindado a personas de la tercera edad, mientras que 10.46% cree que es un gobernante hábil e inteligente.


La Consultora Dinamic.Co presentó su investigación digital “Nuevo Congreso, Nuevas Reglas” luego de recopilar y analizar 20 mil 558 publicaciones y 185 mil comentarios de usuarios de Facebook, Instagram, Twitter y Youtube, para conocer las conversaciones públicas sobre la nueva integración de la Legislatura y valoraciones sobre acciones gubernamentales.


Entre los resultados resalta que 41.8% de los usuarios en redes manifestaron su agrado ante el cambio del nuevo Congreso debido al contrapeso que representará frente al poder Ejecutivo, mientras que 35.18% de internautas rechazaron la composición de la nueva Legislatura y cuestionaron el actuar de la oposición política en plenarias pasadas. Dos de cada 10 de quienes interactuaron en el periodo analizado (23.02%) prefirieron no tomar una posición política y sólo replicar la información, manteniéndose a la expectativa.


Entre los datos expuestos, la simpatía hacia el presidente sigue mostrándose en 46% de los internautas, quienes manifestaron su total apoyo; 41.92% expresó su rechazo y animadversión hacia Andrés Manuel López Obrador y aseguraron no estar de acuerdo con las decisiones de su gobierno por la actitud que ha tenido frente a los problemas del país.


Uno de cada 10 internautas se dijo “desencantado” de la gestión del gobierno actual. Es el sector que públicamente se asumió como los “decepcionados de Morena”. Este desencanto expresado representa un punto de inflexión que tiende hacia la simpatía o el rechazo, pero no la entrega ni la animadversión total hacia el jefe del Ejecutivo.


El documento de investigación digital explica que si bien Morena continúa siendo la principal fuerza política, la oposición hizo un avance significativo que obligará al gobierno a negociar. En específico, los partidos que respaldan al gobierno perdieron la mayoría calificada (dos terceras partes de los diputados), necesaria para aprobar cambios constitucionales. Ahora, el presidente Andrés Manuel López Obrador, requerirá el apoyo de al menos 56 legisladores de oposición para llevar a cabo iniciativas o reformas de gran calado.


De hecho, Morena tampoco tiene por sí misma la mayoría absoluta (la mitad más uno) que se requiere para aprobar el presupuesto y las leyes secundarias. Para lograrlo, necesitará cuando menos el apoyo de 53 diputados del PT y el partido Verde, que si bien son sus aliados también pondrán condiciones y exigirán negociar.


Por su parte, la coalición “Va por México”, integrada por PRI, PAN y PRD ha anunciado su intención de mantenerse unida en la Cámara de Diputados integrando un bloque de oposición junto con Movimiento Ciudadano, similar al que existe en el Senado que ha sido el principal contrapeso al gobierno.


La Consultora consideró que es poco probable que AMLO modere sus posiciones o cambie sus prioridades o estilo de gobierno pese a que su administración enfrentará más contrapesos, en razón de la capacidad de la oposición para mantenerse unida.