• Redacción Dinamik

A cacerolazo, la protesta de trabajadores restauranteros del Edomex por cierre de negocios

La desesperación de trabajadores de restaurantes y bares que se han mantenido cerrados en el Estado de México derivado de la pandemia de COVID-19, orillaron a que desde hoy por la mañana empleados de ese sector se manifestaran a cacerolazos en la Plaza de los Mártires, en la capital de la entidad.


El gobierno mexiquense ha mantenido la restricción de funcionamiento de restaurantes y bares por la tendencia al alza de personas contagiadas y hospitalizadas por SARS-CoV-2 en territorio estatal, extendiendo el semáforo epidemiológico color rojo hasta el próximo 17 de enero y con ello prohibir el servicio de atención dentro de las unidades del sector restaurantero.


Cacerolas resonaron en la plaza principal de la ciudad de Toluca como protesta porque no se les permite su reapertura total. De acuerdo al presidente de la Asociación de Bares y Restaurantes (Asbar), Patricio González, desde que inició la pandemia el sector restaurantero de la entidad registra pérdidas por 35 mil millones de pesos y casi 60 mil empleos perdidos, cifra que día con día aumenta.


Diversos inversionistas restauranteros informaron que a partir de este lunes abrirán en su totalidad varios establecimientos de comida para atender a comensales con todas las medidas de sanidad pese a la oposición de las autoridades sanitarias, ya que están al punto de la quiebra y "no tienen nada que perder", sin embargo, el gobierno estatal hizo un llamado a los presidente municipales para que vigilen en sus localidades el cumplimiento de las medidas sanitarias.


En la petición por línea #AbrimosOMorimos Restaurantes CDMX y Estado de México, la cual ya lleva más de 70 mil firmas, hacen un llamado de auxilio, ya que aseguran "nos están extinguiendo ¡ya no podemos más! ¡No condenemos a los trabajadores de los restaurantes al desempleo ni a miles de negocios a la quiebra!


En el documento consideran que a pesar de ser parte esencial de la economía de México, los restaurantes están en peligro de desaparecer, ya que desde el inicio de la pandemia en la Zona Metropolitana del Valle de México han cerrado 13 mil 500 establecimientos.