• Gabriela Lima

Bandos municipales sin robustecer células de búsqueda de niñas y mujeres desaparecidas


* Tampoco abordan temas de la Agenda 2030

Los gobiernos locales dieron a conocer el nuevo Banco Municipal , instrumento normativo que regirá la vida comunitaria e institucional de las demarcaciones.

Sin embargo, en la mayoría de las normas de observancia general se dejaron de lado temas de la Agenda Universal 2030 como son los lineamientos que tienen que ver con fin de la pobreza, hambre cero, ciudades y comunidades sostenibles y acciones por el clima, entre otros.

Además, en otros temas no se robusteció las células municipales de búsqueda de niñas y mujeres desaparecidas ni plena protección y respeto a comunidades como a la LGBT o migrantes que transitan o viven en calles municipales.

El cumplimiento del documento fue generalizado y se habló de un trabajo conjunto de los diversos cuerpos edilicios para su elaboración.

En Naucalpan, en el Bando municipal 2019 que será traducido al otomí, se creó un capítulo sobre Sistema Municipal Anticorrupción y se habló de alinear la normatividad municipal con los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030, sin especificar los temas y cómo.

Al igual que el Bando de Tlalnepantla, éste fue adecuado a la nueva estructura de la administración municipal.

Los gobiernos locales de Naucalpan, Tlalnepantla y Atizapán de Zaragoza coincidieron que la norma municipal deja de lado los privilegios de autoridades e influyentismos de diversos sectores.

Los ayuntamiento deberán crear o renovar reglamentos locales para dar viabilidad a los nuevos bandos municipales.

El bando de Atizapán de Zaragoza brinda personalidad jurídica a las asociaciones civiles para que puedan coadyuvar con el desarrollo del municipio, es decir, podrían avalar el funcionamiento de comercios y nuevas construcciones.

También se hace hincapié en el respeto al mobiliario urbano, para evitar que cualquier persona coloque o deteriore la infraestructura pública con mantas cartelones, o cualquier publicidad sin contar con la autorización correspondiente.

Tlalnepantla de Baz incorporó el llamado a la ciudadanía a abstenerse de utilizar bolsas de plástico, popotes y material de unicel , así como la determinación de incentivar la proximidad policial como estrategia para atacar la inseguridad en el municipio.