• Gabriela Lima

Van a paro estudiantes de la UNAM; Tribunal Universitario ratificará expulsión de 18 agresores


Estudiantes de la UNAM en el Estado de México se sumaron al paro de 48 horas en protesta por el ataque que porros hicieron con piedras, cohetones, bombas molotov y armas punzo-cortantes en contra de alumnos que ayer protestaban en la explanada de Rectoría de Ciudad Universitaria por la muerte de su compañera del CCH Oriente, Miranda Mendoza, quien fue hallada muerta en el municipio de Cocotitlán, Estado de México.

En asambleas y reuniones estudiantiles la exigencia es unánime "fuera porros de la UNAM", así como fin a la inseguridad y violencia que se vive al interior de diferentes recintos estudiantiles de la máxima casa de estudios.

En el caso de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán, ubicada en el municipio de Naucalpan, el paro será de 72 horas, mientras que las FES Aragón, Cuautitlán e Iztacala, al igual que en el CCH de Naucalpan, la suspensión de labores es, hasta ahora, de 48 horas.

El rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, dio a conocer que hoy mismo firmó la expulsión definitiva de 18 individuos inscritos en la Universidad, que participaron en la agresión contra estudiantes ocurrida ayer en Ciudad Universitaria. El Tribunal Universitario procederá para su ratificación.

En los días por venir, aseguró, se continuará con los procesos de reconocimiento del resto de quienes cometieron las agresiones y también de quienes las permitieron.

Emilio Aguilar Sánchez, alumno de la Preparatoria número 6 y Joel Meza García, de la Facultad de Filosofía y Letras, permanecen hospitalizados y "su estado de salud es grave", dio a conocer el rector de la UNAM.

"La comunidad universitaria se encuentra consternada por su salud, agraviada por estos actos de barbarie e inseguridad, e indignada ante los acontecimientos del día de ayer. Las denuncias de los hechos ya fueron presentadas a la procuraduría y se procederá, sin miramientos, ante quienes resulten responsables por actos de acción o de omisión".

Tenemos evidencia de que entre los agresores se encuentran grupos que se hacen llamar “Treinta y dos”, del CCH Azcapotzalco; “3 de marzo”, del CCH Vallejo; la “Federación de Estudiantes de Naucalpan” y otras organizaciones de vándalos conocidos como grupos porriles, que al servicio de intereses externos a nuestra Universidad han asolado nuestras instalaciones en el bachillerato, y que vemos hoy penosamente reaparecer, manifestó.

“Esos son grupos de provocadores que obedecen a intereses ajenos a la Universidad y que, evidentemente, pretenden desestabilizarla para crear un clima de inseguridad e incertidumbre.”

Esta tarde, el rector Graue sostuvo una reunión con directores de escuelas y facultades con quienes revisó la situación que impera en la UNAM y les pidió que brinden todo el apoyo a sus comunidades.

Reiteró su disposición al diálogo para conocer, atender y dar solución a los problemas planteados por los estudiantes en los distintos planteles de esta casa de estudios, y la exigencia por el esclarecimiento del atroz crimen de Miranda Mendoza Flores, alumna del CCH Oriente.

El rector Graue se manifestó por el pronto restablecimiento de los alumnos heridos el día de ayer, y reiteró todo el apoyo y solidaridad de la Universidad para ellos y sus familiares.

Cabe señalar que el pasado 20 de agosto la estudiante de CCH Oriente, Muiranda Mendoza Flores salió del plantel rumbo a su domicilio ubicado en el municipio de Los Reyes La Paz a donde nunca llegó.

La familia Mendoza recibió una llamada por el secuestro de la estudiante, exigiendo un pago de 5 millones de pesos.

El 21 de agosto, la Policía federal encontró el cuerpo quemado de una femenina en el municipio de Cocotitlán, Estado de México. El pasado 1 de septiembre las pruebas de ADN confirmaron que el hallazgo correspondía al cuerpo de Miranda Mendoza. Un día posterior, las autoridades del CCH Oriente condenaron el homicidio y demandaron su esclarecimiento.

Ayer, se suscitó la agresión contra estudiantes que exigían esclarecimiento del homicidio de Miranda.

Foto: Juan Cuellar