• Gabriela Lima

Emprende Iglesia Católica nueva evangelización


“Hoy no solamente vivimos un disenso de valores, sino incluso una confrontación de valores, lo cual cambia radicalmente la conducta social y la pone en constante crisis”, señaló el nuevo arzobispo de la Arquidiócesis Primado de México, Carlos Aguiar Retes, quien indicó que este país no saldrá sólo por una institución, sino requiere la convergencia de otras para saber cómo enfrentar los problemas.

Con el ánimo de promover la renovación eclesial y mantener el diálogo propositivo y participativo con otras religiones y grupos no creyentes o distantes de su vida de fe, dijo que aplicará el camino sinodal de la escucha recíproca, compartir puntos de vista distintos y tomar decisiones para caminar juntos, en donde la autoridad sirva a dicho proceso por el bien de la sociedad.

Necesitamos una nueva evangelización en su ardor, método y expresiones y en ese sentido, señaló en conferencia de prensa la importancia de ser una iglesia misionera que salga al encuentro de la sociedad “donde el tejido social está prácticamente roto”.

El cardenal quien asumirá sus funciones como Arzobispo Primado de México el próximo 5 de febrero, dijo que hablará con todos los partidos políticos y ante las elecciones del próximo año señaló que los feligreses deben emitir un voto razonado y no dejarse llevar por el primer impulso.

Al concluir la conferencia, dijo a Dinamik que en la Ciudad de México aplicará el programa CARS y que buscan con el presidente Enrique Peña Nieto que no sea delito que la Iglesia sea gestora y supervisora de la aplicación de recursos públicos en comunidades vulnerables.

En octubre de 2010, Dinamik publicó que la Arquidiócesis de Tlalnepantla estableció el Consejo de Acción y Responsabilidad Social (CARS) a través del cual verifica que los programas sociales de gobiernos locales lleguen a quien verdaderamente lo necesitan y buscaban participar en la asignación de seguro popular, apoyo a adultos mayores con el programa 65 y más y mujeres emprendedoras, destinado a madres solteras, entre otros.

Se crearon comités con la finalidad de coordinar las distintas representaciones de los CARS mediante la dirección del propio vicario episcopal territorial y el coordinador de gobierno designado para tales efectos que en algunos municipios se denomina Coordinador de Asuntos Religiosos Municipal.

El objetivo general de los CARS es “acompañarlos para que desde sus deberes de estado, se formalicen estructuras, programas y proyectos que permeen en la sociedad con los valores”, se estableció.